Pasteles y Bizcochos

Pastel de Rosas, Pistacho y Melocotón

pastel_pistacho_meloconton_rosas-7Para mí no hay nada más elegante que las rosas así que un pastel de rosas es como el súmmum de la elegancia. Sí, sí, resulta que las rosas son comestibles, y no sólo huelen divinamente sino que también tienen un sabor exquisito. En esta tarta el pistacho y el melocotón son sus compañeros perfectos con un sabor suave que no enmascara para nada el sabor y el aroma a rosas.

pastel_pistacho_meloconton_rosas-10Este pastel es pura elegancia centro europea, bueno al menos es a lo que a mí me recuerda. Perfecto para un “afternoon tea” no os parece? Yo ya había caído en la tentación de comer algún pétalo de rosa anteriormente, por aquello de la curiosidad y os aseguro que vale la pena probarlas. Pero en repostería nunca había preparado nada a base de rosas.

pastel_pistacho_meloconton_rosas-4Pero siempre lo he tenido en mente porque me gusta bastante experimentar con sabores nuevos. Así que me compré online un aroma comestible de rosas y me puse a pensar cómo podía usarlo. Como las decoraciones de rosas en las tartas de parecen divinas, rápidamente llegué a la idea de hacer una tarta. El aroma lo he usado en el glaseado de la tarta y en un parte de la crema de relleno.

pastel_pistacho_meloconton_rosas-20Lo de usar pistacho se me ocurrió más como un tema de contraste de colores ya que de sabor tampoco aporta demasiado. Y como veis en las fotos me ha quedado bastante mal… La idea era cubrir las paredes de la tarta con pistacho picado, pero como el glaseado me quedó demasiado líquido se deslizaron los trocitos de pistacho hacia abajo y me quedó llena pelotones de pistacho 🙁

pastel_pistacho_melocoton_rosas-23Y una que no quería dejar de poner la tarta en el blog, porque aunque un poco feita está deliciosa, pues se puso a pegar pétalos de rosa por los laterales para intentar disimular un poco el desastre… Así que ya me perdonaréis que os ponga una tarta un poco fea, pero así también veis que muchas cosas no me quedan mal y que también aprendo de los errores como todos los demás.

Pastel de Rosas, Pistacho y Melocotón

Imprimir Receta
Raciones:: 10 - 12 Tiempo de Preparación:: 40 min. Total: 2h 10 min
Dificultad:

Ingredientes

  • BIZCOCHO:
  • 250 g de harina
  • 2 y ½ cucharaditas de levadura en polvo
  • 1 pizca de sal
  • 350 g de azúcar
  • 120 ml de aceite de girasol
  • 4 huevos
  • 200 ml de leche
  • 1 y ½ cucharaditas de extracto de vainilla
  • 1 gotas de colorante en pasta rosa (opcional)
  • RELLENO:
  • 100 g de azúcar glas
  • 175 g de queso crema fresco (tipo phyladelphia)
  • 250 g de queso mascarpone
  • 250 g de nata de montar bien fría (al menos 30% materia grasa)
  • 1 cucharadita de extracto de vainilla
  • 1 cucharadita de aroma de rosas comestible
  • 1 gota de colorante en pasta rosa (opcional)
  • 1 lata pequeña de melocotón en almíbar (240 g)
  • GLASEADO:
  • 200 g de azúcar glas
  • 2 cucharadas de agua
  • 1 cucharada de aroma de rosas comestible
  • 1 gota de colorante en pasta rosa
  • DECORACIÓN:
  • 150 g de pistacho natural picado
  • 2 o 3 capullos de rosa frescos

Instrucciones

1

Para preparar el bizcocho, precalienta el horno a 170ºC y engrasa tres moldes de 18 cm de diámetro aproximadamente. Si no tienes 3 moldes lo puedes hacer en 1 o en 2, pero el tiempo de cocción será más largo.

2

En un bol tamiza la harina con la levadura y la sal. En otro bol mezcla el azúcar con el aceite. Incorpora los huevos y bate hasta que se integren.

3

Vierte la mitad de la harina y mezcla ligeramente. Incorpora ahora la leche y el extracto de vainilla. Mezcla un poco más y termina añadiendo el resto de la harina y mezclando hasta que no queden grumos.

4

Divide la masa en tres partes iguales y pinta una de las partes de color rosa. Esta parte es obviamente opcional, si no quieres puedes hacer todas las capas del mismo color.

5

Rellena los 3 moldes y hornea a 170ºC durante unos 30 minutos. Recuerda como siempre comprobar que están bien cocidos haciendo la prueba del palillo. Retira del horno y deja enfriar por completo sobre una rejilla.

6

Prepara la crema de queso batiendo primero con una batidora eléctrica de varillas el queso crema y el mascarpone. Cuando tengas una textura untuosa añade el azúcar glas. Sigue batiendo un minutos más hasta que se incorpore el azúcar a la mezcla. Por último añade la nata de montar (yo la pongo en el congelador unos 15 minutos antes de usarla para que esté bien fría) y bate con las varillas a velocidad máxima unos 2 minutos aproximadamente.

7

Divide la crema en dos partes iguales. Añade a una parte de la crema la cucharadita de vainilla y mezcla hasta que se reparta. Añade a la otra parte de crema el aroma de rosa y el colorante rosa mezclando hasta que tengas un color uniforme. Reserva las cremas en la nevara hasta el momento de montar la tarta.

8

Cuando los bizcochos estén completamente fríos, puedes empezar a montar la tarta. Primero nivela los bizcochos para queden todos de la misma altura recortando el sobrante. Coloca una de la capas de color blanco como base en dentro de un anillo para tarta ajustado a la medida de tus bizcochos.

9

Escurre las mitades de melocotón en almíbar (NO TIRES EL ALMÍBAR) y resérvalas. Con el almíbar del melocotón vamos a emborrachar los bizcochos para que estén más jugosos, si te apetece puedes añadir también algún licor. Empapa la primera capa de bizcocho usando una brocha y cubre con las mitades de melocotón. Seguidamente cubre el melocotón con la crema de queso blanca.

10

Coloca la capa de bizcocho de color rosa. Empapa también ese bizcocho con la brocha y almíbar y cubre con la crema de color rosa. Para terminar, empapa la última capa de bizcocho con almíbar y colócala sobre la crema rosa presionando ligeramente para que se estabilice la tarta. Enfría en la nevera al menos durante 1 hora.

11

Prepara el glaseado mezclando el azúcar glas con el resto de ingredientes líquidos. Si ves que te queda demasiado espeso añade unas gotas más de agua pero con cuidado de no pasarte y que te quede demasiado líquido como me pasó a mí.

12

Retira la tarta de la nevera y colócala sobre una rejilla con un plato o bandeja debajo para recoger el glaseado que caiga. Cubre toda la tarta con glaseado y déjala reposar para que endurezca al menos 30 minutos. Para terminar cubre los laterales de la tarta con el pistacho picado y decora con las rosas o pétalos a tu gusto.

Notas

La tarta debe conservarse en frío por el queso y la nata de la crema.

Dulces sueños,

1948693098513013220916 path4138

pastel_pistacho_melocoton_rosas-21

Lista de correo

You Might Also Like

4 Comentarios

  • Reply
    Lidia
    Marzo 12, 2017 at 11:35 am

    Dices que tu tarta es fea??? A mí me parece preciosa!!! Y seguro debe estar deliciosa…me encantaria comer un trocito ahora mismo!! Besos

    • Reply
      Raquel Ramos
      Marzo 13, 2017 at 5:30 pm

      Bueno pues entonces es que la he disimulado muy bien 🙂 Estaba muy rica eso sí. Pues me alegro de haberla puesto en el blog porque por un momento pensé en no hacerle fotos…

  • Reply
    Cris_midulcepreferido
    Marzo 13, 2017 at 5:15 pm

    Dios mio pero cómo que la tarta es fea?? Pero si es una auténtica preciosidad!!! No puedo parar de mirarla!! Y se me hace la coca agua de la pintaza que tiene!! La combinación de sabores y de colores me parece espectacular, super bonita y elegante. Y tiene un aspecto super jugooooosoooo… Ayy qué a gusto me comería ahora un trocito 🙂
    Por cierto, voy a hacerte una pregunta. Las cantidades de azúcar glas y agua que indicas para el glaseado son las que has utilizado o como dices que te ha quedado para tu gusto demasiado líquido las has corregido?
    Muchos besos!

    • Reply
      Raquel Ramos
      Marzo 13, 2017 at 5:37 pm

      Muchas gracias Cris!! Lo que pasa es que me dio mucha rabia que el pistacho no me quedara como yo quería por las paredes y me derramara glaseado por todas partes. Pero bueno, veo que la técnica de los pétalos para disimular ha funcionado 🙂
      Yo le puse una cucharada más de extracto de rosas porque para hacer el sabor más intenso y se me fue la mano… creo que con las cantidades que he puesto debería estar bien, pero es difícil de decir. Lo de siempre en los glaseados es ir cucharada a cucharada hasta que se tenga la consistencia ideal. También me pasó que nunca lo había usado para glasear tartas, y claro está no es lo mismo usarlo en galletas o elementos planos que en las paredes de una tarta que cae sin parar por la gravedad. Si consigues que te quede bien me cuentas!!
      Un abrazo!

    Vuestros comentarios son mi alegría! Dime qué piensas de esta receta!!

    A %d blogueros les gusta esto: