Chocolate/ Galletas

Twix gigante

IMG_0049.jpg

Chocolate, caramelo y crujiente galleta, una combinación que debería ser pecado. ¿Y si pecamos a lo grande?

Mis queridos lector@s, hoy me siento un poco culpable por publicar esta receta. Estoy convencida de que la vais a adorar, os va a dejar boquiabiertos y vais a babear por hincarle el diente a este pecado de la creación pastelera. Pero he de reconocer que es una bomba de azúcar y calorías, y que vuestra salud agradecerá que no lo comáis cada día. Sea como sea, esta grotesca chocolatina gigante es una apuesta acertada para impresionar a cualquiera.

IMG_0064.jpg

Estáis aún sobrecogidos por haber visto semejante mastodonte chocolateado? Yo miro las fotos y aún me hace sentir entre violenta y culpable (pues sí, porque me lo he comido…). Si os gusta el caramelo, lo vais a disfrutar hasta la última miga. Aunque en realidad, este caramelo se asemeja más a un dulce de leche, ya que está hecho de leche condensada reducida.

IMG_0060.jpg

Os estaréis preguntando de dónde habrá venido la idea de hacer un Twix gigante. Pues de mi querido marido. Sí, él tiene unas ideas un poco raras en la cabeza, y una de ellas es soñar con comida gigante. Aún recuerdo la primera que me explicó cuánto le gustaría poder comerse una oliva de la medida de una sandía. Sí, sí, yo tampoco le veo la gracia pero a él le haría muy feliz.

IMG_0047.jpg

IMG_0081.jpg

Así que decidí prepararle este mega Twix para el día de su santo. Y bueno, qué os puedo decir, los ojillos de emoción que puso cuando lo vio lo decían todo por él. Y ya me imagino que, por aquí, hay más de un@ que está con la misma cara de ojos brillantes mirando las fotos y babeando el teclado. Nadie puede negar la pinta tan deliciosa que tiene esta grotesca creación.

IMG_0057.jpg

Así que bueno, os voy a dejar ya con la receta que está claro que es lo que os interesa. Pero antes, os comento que la preparación es muy sencilla en general, pero requiere bastante tiempo y varios pasos. Así que es un poco laborioso, que no difícil eh! Aunque me da la sensación de no os importa demasiado y, esta vez, no tengo que convencer a nadie de que el resultado merece la pena. Habéis visto las fotos y ya habéis caído, vuestra gula interna os controla y ha tomado el control total de vuestras decisiones, así que hacedle caso y seguid leyendo!

IMG_0077.jpg

Twix gigante

Imprimir Receta
Raciones:: de 12 a 14 Tiempo de Preparación:: 1 hora. Total: 7 horas
Dificultad:

Ingredientes

  • 400 g de leche condensada azucarada (en lata)
  • 150 g de mantequilla a temperatura ambiente
  • 35 g de azúcar blanco
  • 30 g de azúcar glas
  • 1/4 cucharadita de sal
  • 175 g de harina
  • 50 g de Maizena
  • 100 + 250 g de chocolate con leche (para postres)

Instrucciones

1

Lo primero es preparar el caramelo. Yo os recomiendo hacerlo el día antes. En una olla poned la lata de leche condensada a hervir a fuego medio/bajo durante 6 horas aproximadamente. Vigilad que la lata siempre esté cubierta de agua. Retirad la lata del agua y dejar enfría durante la noche.

2

Al día siguiente, preparad la galleta. Precalienta el horno a 175ºC. Bate el azúcar blanco y el azúcar glas con la mantequilla con el accesorio de varillas de la batidora durante unos 5 minutos hasta que quede bien cremoso.

3

Mezcla la harina con la sal y la Maizena y añádela a la mezcla de mantequilla y azúcar. Mezcla hasta que se incorpore a la masa. Forra un molde rectangular de unos 11x30 cm con papel de horno, como se ve en la foto. Vierte la masa y prénsala un poco con la ayuda de una cuchara. Hornea durante unos 50 minutos o hasta que veas la superficie un poco dorada.

4

4. Retira la base del horno y deja que se atempere un poco. Trocea 100 gramos de chocolate y ponlo a derretir al baño maría o en el microondas. Esparce el chocolate sobre la base de galleta y deja que se endurezca.

5

5. Una vez el chocolate se ha endurecido, reparte el caramelo uniformemente por toda la superficie. Debe quedar una capa de 1 cm aproximadamente. Enfría durante unos 30 minutos en la nevera.

6

6. Por último, derrite el resto del chocolate y deja atemperar unos 15 minutos para que no esté tan fluido. Desmolda el resto de la barra. Con la ayuda de una cuchara o una espátula pequeña, ves repartiendo el chocolate por todo la superficie y creando el efecto ondas imitando el del Twix original. Enfría en la nevera durante unos 15 minutos.

Dulces sueños,

1948693098513013220916    path4138

IMG_0086.jpg

Lista de correo

You Might Also Like

0 Comentarios

  • Reply
    Lidia
    Mayo 13, 2016 at 2:03 pm

    Madre mía Raquel!! Este súper twist es pecado mortal!! Y ahora que he visto lo fácil que es hacerlo voy a tener que probar si o si!!

    • Reply
      caudesucre.com
      Mayo 13, 2016 at 4:09 pm

      Desde luego es un pecado! Pero seguro que te encanta!!

    Vuestros comentarios son mi alegría! Dime qué piensas de esta receta!!

    A %d blogueros les gusta esto: