Tartas

Pastéis de nata

La verdad es que no sabía ni cómo llamar a esta receta, porque la receta de los auténticos pastéis de nata (o pastéis de Belém) es un secreto. Así que supongo que ésta es mi versión, que están muy buenos, pero que ya os aviso, confirmado por un portugués, no se parecen a los auténticos. Así que, aquí va mi intento de Pastéis de nata que resultó ser un “epic fail”. Eh, pero un “epic fail” que está muy bueno!!

Pues os voy a contar la historia porque es graciosa y es una muestra de mis fracasos pasteleros. Que luego me decís que qué bien me sale todo 🙂 Que sepáis que no, que hay cremas que se me cortan, pasteles que se me derrumban y réplicas de dulces tradicionales que no saben como los auténticos. Y éste es un ejemplo de esos pequeños fracasos que he ido acumulando durante mi carrera pastelera.

En la empresa donde trabajo hay gente de diferentes partes del mundo, literal, somos un bonito equipo de diferentes orígenes y colores. Pues bien, en mi departamento hay un chico de Portugal que un día decidió hacer una fiesta de inauguración de su nuevo apartamento y muy amablemente nos invitó a todos. Y yo que no quería ir con las manos vacías, decidí que tenía que hacer algo dulce.

En qué momento se me ocurrió hacerle a un portugués una receta como ésta.. Me pudo el ego supongo, o simplemente ni pensé en que igual, sin haber probado nunca un pastéis de nata, no era una buena idea aventurarme a hacerlos yo misma. Investigué un poco por internet y encontré varias recetas, todas muy parecidas. Así que me tiré a la piscina y, como ya os he adelantado, fue un fiasco.

La cara del chico cuando probó uno fue un poema, y no porque estén malos, porque os aseguro que están súper ricos, pero según él no se parecen en nada a los originales. De alguna manera amable me intentó explicar que “lo que yo había hecho no era lo mismo”. Total, comerlos nos los comimos igual, porque os aseguro que están buenos. A ver, un hojaldre con crema pastelera no puede estar mal, porque es tan sencillo como eso.

La lección que aprendí es que no es buena idea arriesgarse a hacer versiones de esos dulces típicos de una pastelería que los hace usando una receta secreta. Y desde luego, también aprendí que no es buena idea replicar algo que no has probado nunca ni hay que fiarse de lo que se encuentra en internet. La parte buena de toda la historia es que me dijo que me traería los auténticos de de la pastelería de Belem algún día, así que al menos me he ganado unos pastelitos gratis 🙂

Dulces sueños,

1948693098513013220916

Pastéis de nata

1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (Ninguna valoración todavía)
Cargando…
Tartas Portuguesa
By Raquel Ramos Serves: 12
Prep Time: 15 min Cooking Time: 20 min Total Time: 35 min

Tartaletas de hojaldre rellenas de crema pastelera

Ingredients

  • 1 lámina de hojaldre
  • 4 yemas de huevo
  • 200 ml de nata para montar
  • 50 ml de leche
  • 75 gr de azúcar
  • 30 gr de maicena
  • 1 ramita de canela
  • La piel de 1 limón

Instructions

1

En un cazo pon a calentar la leche junto con la nata, el palo de canela y la piel del limón. Cuando empiece a hervir, retíralo del fuego.

2

Mientras, en un bol pon las yemas de huevo junto con el azúcar y la maicena, y bátelo todo con unas varillas. Vierte poco a poco y mezclando a la vez en el bol la leche y la nata infusionadas usando un colador para que no pasen la rama de canela y la piel de limón.

3

De nuevo vierte la mezcla en el cazo que habías utilizado, y ponlo a fuego lento mientras remueves sin parar para que no se pegue hasta que la crema se vuelva muy espesa.

4

Pon la crema en un bol y deja que se temple. Precalienta el horno a 250ºC.

5

Saca el hojaldre de la nevera, estíralo un poco con un rodillo y córtalo con un cortador de galletas o un vaso, de unos 10 cm de diámetro aproximadamente. Deberás obtener 12 círculos.

6

Engrasa con un poco de mantequilla o aceite un molde para muffins o cupcakes.

7

Coloca los 12 círculos de hojaldre en los huecos, presionando los laterales para que no queden ondulados y cubran bien los huecos.

8

Rellena con la crema que hemos preparado anteriormente, aproximadamente hasta los 2/3 de capacidad de cada hueco, intentando no llegar al borde por los lados.

9

Hornéalos unos 15-20 minutos, hasta que veas que la superficie está dorada. Retira del horno, déjalo enfriar unos minutos y a continuación desmolda los pasteles y déjalos que se enfríen del todo sobre una rejilla.

Notes

Si quieres variar esta receta, puedes cambiar la rama de canela por una vaina de vainilla, o la cáscara de limón sustituirla por cáscara de naranja. Así conseguirás unos pastéis de nata igualmente riquísimos pero con un aroma diferente.

Vigila bien los pasteles en el horno para que no se quemen. Si la superficie se está dorando demasiado pero el hojaldre todavía no ha está listo, tapa la parte superior con papel de aluminio.

Lista de correo

You Might Also Like

No Comments

Vuestros comentarios son mi alegría! Dime qué piensas de esta receta!!

A %d blogueros les gusta esto: